Iluminación exterior… LA PISCINA

Como entramos en la mejor temporada para disfrutar del clima, del tiempo libre y de nuestros jardines, voy a dar unas claves importates a la hora de iluminar un jardín.

No existe un patrón para iluminar un jardín, es bantante complicado, ya que las plantas y los árboles crecen, se cambian… se plantan otras… etc… por lo que tendremos que tener en cuenta hasta el tipo de vegetación y demás detalles del jardín como estanques, cenadores, barbacoas, piscina…

Empezaremos por las piscinas que suelen ser el centro del jardín. Como todo, la iluminación también es cuestión de gustos, tenemos quien le gusta una piscina muy iluminada y quien prefiere una luz ténue. Para ambos casos, mi opinión es irnos directamente a luminarias empotradas de led.

Si las escaleras son de formas rectas y hacia dentro del agua , hay que iluminar los escalones con led de pequeño diámetro e intercalarlos (uno sí – uno no); si las escaleras son redondeadas, tanto cóncavas, como convexas, el led debería ir en la zona central del escalón.

Para la iluminación general de la piscina, tenemos que tener en cuenta varios factores, como las diferentes alturas, la forma perimetral de la misma… y también el tipo de material y color con el que se va a rematar la obra. Me explico. La altura es importante para la ubicación de las luminarias, si las ponemos en la zona más profunda, abajo del todo y la pendiente hasta el otro extremo de la piscina es muy grande, la reflexión de la luz no nos llegará al otro extremo ya que la pendiente hará de parapeto, por lo tanto, en este caso, habría que colocar las luminarias a la altura en que la pendiente fuera más alta. La forma perimetral es importante para la distribución de las luminarias. Si por ejemplo, tiene forma de riñón o de haba, deberíamos hacer la distribución en forma de triángulo (ej. 2 en una pared y otro entre las dos, pero en el lado opuesto), para que la reflexión de la luz en el agua fuera más homogénea.

El material más común y utilizado para acabar las piscinas es el gresite que como sabéis lo hay en muchas tonalidades de color. No es lo mismo iluminar una piscina con el gresite azul claro, que con un azul marino. Los colores oscuros se comen la luz y aunque en el caso de las piscinas no es tan notable como en estancias de viviendas u oficinas, hay que tenerlo en cuenta porque necesitaremos algo más de luz.

Ahora, si no me dejo nada de los conceptos básicos, podemos hablar de productos más específicos. Lo que más se está utilizando ahora para iluminar piscinas, son las tiras de led flexibles y sumergibles IP68, sobretodo si tienes una cascada o fuente o incluso si la piscina es desbordante.

También otra forma de iluminar piscinas de manera espectacular, es hacer un fondo estrallado, bien con fibra óptica o con led de diámetro muy reducido, el de la fot, por ej. es del tamaño de un gresite.

Todas estas formas de iluminar piscinas son con el proyecto por delante y las obras por hacer, pero si la piscina ya está, puedes hacer tus propios cambios sin necesidad de ninguna obra. La iluminación por defectos en las piscinas, son esos focos redondos grandes, con las lámparas (bombillas) halógenas de 300w cada una. Pues bien, estas lámparas existen también en led y es tan sencillo como sustituir unas por otras. Como ya sabréis los led cuentan con aproximadamente unas 25- 30.000 horas de vida útil, contra 3.000 horas que dura la halógena de piscina estándard y si además contamos que el consumo de la lámpara de led es de unos 18-20w, el ahorro es fácilmente amortizable. Con las lámparas de led, tenemos además la posibilidad de ponerlas en RGB (red, green, blue) o cambio de color, yo conozco dos versiones, una con mando a distancia y otra con pulsador. La del mando, lleva un chip integrado para reconocer las órdenes y puedes jugar con la secuencia del cambio de color, dejarla en un color fijo, etc. La del pulsador, realizan la secuencia estardard del cambio.


Otro factor a tener en cuenta para iluminar una piscina es la tonalidad, las lámparas halógenas que se han usado siempre para piscina tienen un tono cálido de aprox. 2750ºK (tono cálido), en cambio, para iluminar una piscina, el mejor tono es el 5000ºK (tono frío) y eso sólo lo conseguimos con los led o con la fibra óptica.

Hay otra opción para iluminar piscinas, es más decorativo y además complementario con el resto de la iluminación de la piscina. Si tienes una fiesta o invitados, puedes optar por poner iluminación flotante, hay muchas opcines en el mercado.

Lo que está más a la orden del día para iluminar espacios exteriores, es el mobiliario retro-iluminado. Ya lo estamos viendo en chiringuitos de playa y chill-out o en restaurantes “cool” (es decir, caros).

Pero a nivel doméstico también podemos acceder a esta nueva moda y dejar nuestra terraza, porche o jardín con un aspecto divino para esas noches de mojitos.

Espero haberos sido de utilidad. ¡Hasta pronto!

Anuncios

Presentación

Aunque siempre ha estado presente en nuestras vidas por lo importante de su presencia… la iluminación ha obtenido una mayor relevancia tanto en las áreas técnicas (obra, arquitectura, decoración), como en la doméstica (ahorro energético, bajo consumo). Por fin se ha convertido en un elemento imprescindible a tener en cuenta en la decoración… tanto que hasta el consumidor final, cualquier persona y no sólo arquitectos o expertos técnicos… la toman como referencia.
De todo ello hablaremos en este web-blog, abarcando desde explicaciones sencillas de conceptos básicos (tipos de bombillas, led, componentes), pasando por cómo usar la luz para destacar mobiliario, espacios y ambientes (proyectos), y hasta comentaremos novedades de productos (marcas de diseño, nuevas aplicaciones), también en decoración de exteriores e interiores.Esperamos que nuestro contenido sea útil y responder a todas las dudas que puedan surgir. También cómo no… aprender cada día.Esto es nuestra gran pasión. Compártela con nosotros… Te esperamos.